Información (Quién, Dónde...)

jueves, 30 de octubre de 2014

El malo siempre gana, por lo tanto, evita la pelea



Pongamos, por ejemplo, un atraco.
Si el malo se lleva tu dinero y tú no haces nada el malo gana.
Si el malo se intenta llevar tu dinero y tú no se lo das, y empieza la pelea, pueden pasar varias cosas:
- Si el malo gana la pelea, tú pierdes tu dinero y además te rompen la cara, o algo peor. El malo gana.
- Si tú ganas la pelea y llega la policía, tú le denuncias por "intento" de robo, pero el te denuncia por AGRESIÓN CON LESIONES. El malo gana.
- Si tú ganas la pelea y te vas antes de que llegue la policía, la policía a ti sí te va a encontrar, por el simple hecho de que, a diferencia del malo, tú siempre resides en el mismo sitio, trabajas en el mismo lugar, entrenas en el mismo gimnasio... El malo gana.